Reseña: Seis perros, de Abraham Carbajal

“Seis Perros”, reciente publicación de Abraham Carbajal, a cargo de la editorial Poetas y Violetas, contiene tres cuentos cortos cuyas historias tienen como eje acciones perpetradas contra los perros. Dos de los cuentos, “El poderoso” y “Seis perros”, encajan dentro del realismo urbano, mientras que “Los fantasmas grises”, a pesar de iniciar en un espacio citadino, desarrolla su parte de su historia en el plano mitológico.

Respecto a los cuentos urbanos, el autor esboza un retrato un tanto velado del abuso perpetrado hacia los perros. Dichos relatos emplean un lenguaje amigable, sutilmente poético y humorístico, que encarna en sus descripciones y jergas, elementos a toda vista locales. Encontramos aquí personajes cuyos fines, desde monetarios hasta psicológicamente perversos, arrasan sin piedad el indefenso mundo canino y revelan una vez más ese germen inescrupuloso que corroe ciertos sectores sociales.

“Los fantasmas grises”, narra a través del mito el origen del “Braco de Weimar”. Esta vez, el narrador se vale de un estilo por momentos naturalista y, en oposición a los relatos anteriores, aquí los perros tienen un protagonismo superior al de los humanos.

Todo el conjunto de relatos puede leerse de un tirón y tiene como punto a favor la agilidad de sus historias cargadas de crueldad que, aunque escondidas en una sociedad cada vez más atenta al castigo, no dejan de ser el pan caliente del día a día.

Sin embargo, los relatos flaquean en cuanto a forma, dejando a la vista un iceberg sin mucho fondo. Aunque en cada relato se trabaje con distintos puntos de vista, lo cual concede dinamismo a las historias, no termina por jerarquizar los aspectos álgidos realmente importantes. El lector siente que lo narrado queda flotando en una superficie un tanto mansa. Tanto en “El poderoso”, como en “Seis perros”, los finales resultan efectistas. Esto, repito, por priorizar datos un tanto innecesarios y no jerarquizar aspectos que darían realce y fuerza a los relatos. En “Los fantasmas grises”, es interesante el uso de la caja china como recurso para introducir una historia mítica, pero resulta un tanto gratuita al no empastar del todo con la historia principal.

En resumen, un libro entretenido y ameno que suma una voz al urbanismo literario de nuestro medio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

Cuenta Artes

Revista digital de arte y literatura

Red Literaria Peruana

Organización cultural y literaria

Liberoamérica

Editorial transoceánica

El pez volador

Blog de literatura de Martín Cristal. Diario de lectura y otros textos

Entre Libros

Blog literario

Lucía PG

Comunicadora y artista visual

Calle del Orco

Blog de Literatura. Grandes encuentros

Inhalando líneas

"Y si leo, si compro libros y los devoro, no es por un placer intelectual —yo no tengo placeres, sólo tengo hambre y sed— ni por un deseo de conocimientos sino por una astucia inconsciente que recién ahora descubro: coleccionar palabras, prenderlas en mí como si ellas fueran harapos y yo un clavo, dejarlas en mi inconsciente, como quien no quiere la cosa, y despertar, en la mañana espantosa, para encontrar a mi lado un poema ya hecho."

A %d blogueros les gusta esto: