Reseña: “Fuimos más que felices”, de Jorge Díaz Untiveros

“Fuimos más que felices”, de Jorge Díaz Untiveros , presenta una variedad de estampas literarias captadas por el ojo de un músico de a pie en Lima. Con un lenguaje irreverente, descarnado y por momentos poético, el autor propone imágenes cotidianas, de crítica social, reflexivas, siempre desde un punto de vista que no se deja conmover, sino muy al estilo satírico, pinta un lado gracioso y hasta grotesco de sus historias.

Un libro entretenido donde prima el relato corto (a veces cortísimo), contextualizado en un mundo siempre veloz, que acoge con un amor ambiguo a sus retoños.
Pueden descargarlo gratis a través de la editorial Campo Letrado Editores 

A leerlo.

#fuimosmásquefelices #bookstagram #booklover #literatura #instabook #kindleoasis #literaturaperuana #bookstagramperú #leoycomparto #yomequedoencasaleyendo #libros #reseñasdelibros #cuentosperuanos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

Cuenta Artes

Revista digital de arte y literatura

Red Literaria Peruana

Organización cultural y literaria

Liberoamérica

Editorial transoceánica

El pez volador

Blog de literatura de Martín Cristal. Diario de lectura y otros textos

Entre Libros

Blog literario

Lucía PG

Comunicadora y artista visual

Calle del Orco

Blog de Literatura. Grandes encuentros

Inhalando líneas

"Y si leo, si compro libros y los devoro, no es por un placer intelectual —yo no tengo placeres, sólo tengo hambre y sed— ni por un deseo de conocimientos sino por una astucia inconsciente que recién ahora descubro: coleccionar palabras, prenderlas en mí como si ellas fueran harapos y yo un clavo, dejarlas en mi inconsciente, como quien no quiere la cosa, y despertar, en la mañana espantosa, para encontrar a mi lado un poema ya hecho."

A %d blogueros les gusta esto: